Testimonios

Estoy tan honrado por las palabras de agradecimiento de mis muchos pacientes fieles y comprometidos, y sería un descuido de mi parte no destacar su gran contribución a su propio éxito. Muchos han atravesado por una travesía emocional que se asemeja a una montaña rusa llena de promesas y retrocesos antes de asentar su confianza en mis manos. Estoy muy orgulloso de todas y cada una de sus alegrías y también me conmueve su perseverancia. Incluyo sus amables notas con la esperanza de que ellas puedan ofrecer consuelo e inspirar a otros a buscar el mejor tratamiento de selección de género. ¡Deseo que ustedes nunca dejen de tener fe y esperanza!

Mi esposa y yo siempre quería una niña. Después de 2 hijos hombres maravillosos a los que adoramos, decidimos que queríamos tomar el control, y no solamente queríamos dejar las cosas al azar. Al principio, nos sentíamos nerviosos con relación a la selección de género, pero después de que nuestro propio médico nos recomendara acudir a usted, nos sentimos cómodos al colocar nuestros sueños en sus manos. Con usted, siempre sentimos como si realmente entendiera por lo que estábamos atravesando y sentimos que usted realmente quería ayudarnos. Siempre cumplió con nuestras expectativas e incluso su preocupación fue más lejos, ya que hasta nos recomendó lugares donde alojarnos en Nueva York, además de cosas que hacer durante nuestra estancia allá. No creo que muchos médicos inviertan su tiempo en esos asuntos… Gracias por preocuparse y gracias por bendecirnos de verdad con la llegada de Ava. (2 nombres omitidos)

Después de la llegada de 2 hermosas hijas, mi esposa y yo estábamos listos para intentar tener un tercer bebe. Ella siempre había querido un niño, y sentí que si dejábamos que la naturaleza siga su curso, no había garantías. Habíamos oído hablar a una persona amiga sobre la selección de género, pero mi esposa no deseaba tomar medicamentos para la fertilidad o someterse a la extracción de óvulos, y pensamos que esas eran nuestras únicas opciones. Después de investigar realmente mucho, nos enteramos de la técnica GSMART de separación de espermatozoides, técnica que fue desarrollada por el Dr. Silverman y que no recurre a medicamentos. El procedimiento fue sencillo y se acomodó muy bien dentro de nuestro presupuesto; el Dr. Silverman realmente se preocupó y nunca dudó en transmitirnos confianza y apoyo. Nunca olvidaré la mirada en el rostro de mi esposa cuando, a las 15 semanas, nos enteramos de que nuestro bebé era definitivamente un niño. Michael tiene ahora 3 meses de edad y tiene muchísima energía, pero no nos quejamos de ninguna forma. Gracias, Dr. Silverman. (5 nombres omitidos)

Estimado Dr. S, usted es excepcional, ¡porque usted desarrolla un trabajo excepcional y tiene un corazón extraordinario! Gracias por Noah y todo lo que nos has dado y por todo lo que probablemente está por venir… Acabamos de recomendarlos a unos amigos muy queridos. Sé que usted hará también que la magia funcione para ellos. Con cariño – (3 nombres omitidos)

Antes de llegar a su puerto (literalmente), hicimos una travesía que nos gustaría olvidar. Fue frustrante, sobre todo la idea de gastar todo ese dinero y aún así no conseguir tener a la niña que pedíamos en nuestras oraciones. La reunión con el doctor Silverman fue como una bendición. Sin duda, esa reunión marcó la diferencia para nosotros. Él nos mostró que con su método Silverman teníamos menos que temer. Él nos aseguró que si yo quedaba embarazada, tendríamos a nuestra niña. Sus resultados son asombrosos. Emma Sophia tiene ahora 4 meses de edad y es absolutamente divina en todos los sentidos. Nos quedamos extremadamente impresionados con la experiencia y la compasión del Dr. Silverman, y además de que el plan de financiación realmente nos salvó. El Dr. Silverman hizo posible que nosotros nos demos el lujo de tener la familia que siempre quisimos, y nos demostró, a cada paso del camino, que a él realmente le importábamos. (1 nombre omitido)

Dr. Silverman – Esta carta le llega a usted un poco más tarde de lo que esperábamos. El verano pasado fuimos donde usted a pedirle un poco de “ayuda” para completar nuestra familia, y después de sólo una consulta y de su maravilloso procedimiento GSMART quedé embarazada de nuestro hijo. Ahora tenemos dos hermosas hijas y a nuestro adorable William. Queremos darle las gracias por compartir su conocimiento y experiencia médica con nosotros. Creemos que el procedimiento que usted ofrece es maravilloso para familias como la nuestra; nunca vamos a poder agradecerle lo suficiente por lo que usted nos ha dado. Oramos para que otros que enfrentan una situación similar puedan recurrir a su extraordinaria experiencia y a su maravilloso trato compasivo y sensible. ¡Muchísimas gracias! (5 nombres omitidos)

Saludos desde Delhi. Alojarnos con familiares en el condado de Bergen, Nueva Jersey fue una bendición para nosotros, allí no dudamos en optar por el tratamiento del Dr. Silverman, quien es el principal especialista en selección de género en EE.UU. El Dr. Silverman vive a la altura de su excelente reputación – él es sensible a las necesidades de los demás, es una persona éticamente íntegra y digna de confianza. Realmente cumplió con nuestras expectativas. Es más, quedamos muy felices por haber tratado únicamente con él, ya que mi esposa nunca vio a ningún otro médico mientras se encontraba recibiendo su tratamiento. Esta forma de proceder es muy rara en nuestro país y nuestros parientes estadounidenses confirmaron que es aún mucho menos frecuente en EE.UU. Dr. Silverman, estamos inmensamente felices y las palabras simplemente no pueden expresar nuestra gratitud. Muchas gracias por su atención médica y su trato diligente, y muchas gracias por nuestra nueva alegría color de rosa, gracias por nuestra hija. Le enviamos todo nuestro amor, (2 nombre omitidos)

Estimado Dr. Silverman, muchísimas gracias por ayudarnos a alcanzar nuestro sueño – ¡(que espero que muy pronto esté con nosotros)! Usted ha sido muy competente al momento de desarrollar su trabajo, se ha comportado en una forma realmente maravillosa y ha sido muy atento al comunicarse con nosotros. Su forma de ser sensible y compasiva es real y palpable. ¡Dios lo bendiga! (2 nombres omitidos)

Mi marido es médico (quien admite, que tiene una personalidad tipo A). Cuando decidimos que queríamos equilibrar nuestra familia, ¡él se puso a investigar de forma continua! Sostuvo varias reuniones con distintos especialistas, entre ellos se reunió con usted; todo esto antes de que yo llegue a conocerlo a usted, ya que mi marido tomó la decisión por los dos. ¡La decisión estuvo muy bien hecha! Usted es un honor para la profesión médica y sólo me gustaría que más familias tuvieran las herramientas y los recursos que mi marido tuvo para ayudarles a tomar la misma decisión. ¡Muchas gracias por su gran actitud, por su estímulo, sus conocimientos extraordinarios y su amable forma de ser! Por último, pero no menos importante, ¡muchas gracias porque tenemos a Jacob! Nos despedimos con corazones llenos de agradecimiento por siempre – (2 nombres omitidos).

Estimado Dr. Silverman – Pensamos que le gustaría tener una foto de Olivia. También deseamos que sepa que pensamos en usted todo el tiempo y estamos ansiosos de que llegue el día de explicarle a nuestra pequeña niña de nuestros sueños que un médico maravilloso nos ayudó a completar nuestra familia e hizo que llegara a la vida. Gracias por ser tan cariñoso y amable a lo largo del procedimiento. Significa mucho para todos que usted haga que todo transcurra con tanta tranquilidad. Usted es realmente un hombre maravilloso y estamos muy contentos. Gracias de nuevo. Le enviamos nuestro cariño, (2 nombres omitidos)

Como una pareja con un único hijo varón, en la que ambos trabajamos y nuestras edades se encuentran en la parte final de la década de 40 años, sabíamos que teníamos poco tiempo para tener la hija con la que nosotros siempre habíamos soñado. En el curso de nuestra investigación llamamos a media docena de especialistas. Únicamente el Dr. Silverman contestó el teléfono, él mismo, y accedió a reunirse para una consulta y siempre nos brindó atención personalizada; con sinceridad puedo decir que no recuerdo haber hablado con cualquier otra persona en su oficina durante mi tratamiento. Ojalá, yo podría decir lo mismo de mis otras experiencias médico-paciente. Conocemos a otras personas que lamentablemente no han tenido éxito con la selección de género y nos duele saber que podrían haber recibido servicios del Dr. Silverman. ¡Él es realmente el mejor! ¡Gracias y que ustedes reciban tanta alegría de sus hijos como nosotros la recibimos!

Estimado Dr. Silverman: Elizabeth acaba de cumplir 3 años el mes de noviembre pasado. Ella es una niña muy activa – ¡súper independiente y sabe lo que quiere! Al mismo tiempo, ella es muy femenina, es una “señorita” – ¡le encanta todo lo que es rosa y se relaciona con las princesas! ¡Estamos tan bendecidos al tenerla en nuestras vidas! ¡Le deseamos felices fiestas de fin de año! Aún estoy presionando a mi marido para que tengamos un bebe más… ¡ya veremos que pasa! (4 nombres omitidos)

Dr. Andrew Silverman: Usted, con la ayuda de Dios, nos dio a mí y a mi esposo lo hijos que había soñado durante mucho tiempo. Gracias a Dios, no nos limitamos a hacer el procedimiento en nuestro país. Después de investigar mucho, nos enterarnos de sus servicios y optamos por su Método Silverman. El proceso fue sencillo y sin dolor, y el hermoso resultado (nuestros hijos mellizos) son nuestra bendición diaria. También deseo darle las gracias por la excelente atención que nos brindo. Usted estuvo en constante contacto con mi persona e incluso con mi esposo, asegurándonos a cada paso que todo iba por buen camino. Gracias y que Dios lo bendiga a usted y a su familia. (1 nombre omitido)