OTROS MÉTODOS

MÉTODO MICROSORT

Microsort es un método de selección de esperma en el cual se iluminan mediante un proceso conocido como fluorescencia las células de esperma que fueron previamente teñidas

La teoría detrás de este método es que los espermatozoides portadores del cromosoma “X” son de mayor tamaño, por lo tanto se iluminan de manera más brillante que los que llevan el cromosoma “Y”. El esperma se separa por cromosomas y solamente el género deseado se implanta vía inseminación intrauterina (IIU).

Este método es menos efectivo que el método de Silverman, no está aprobado por la Administración Federal de Medicamentos de E.E.U.U. (FDA) y no se encuentra disponible en los EE.UU.

MÉTODO SHETTLES

Shettles es un método natural de selección de género cuya premisa se basa en la fuerza relativa que tienen los espermatozoides portadores de cromosomas. Este método postula que los espermatozoides portadores del cromosoma “X” son más resistentes, por lo que al sostener relaciones sexuales 2 a 4 días antes de la ovulación es probable que se conciba un bebé de sexo femenino. Los espermatozoides portadores del cromosoma “Y” son más rápidos, por lo que se recomienda tener relaciones sexuales lo más cerca posible al momento de la ovulación para concebir un bebé de sexo masculino. La eficacia de este método no ha sido validada mediante pruebas científicas.

MÉTODO WHELAN

Sobre la base de una teoría mal guiada acerca de la fluctuación de la temperatura basal del cuerpo, el método Whelan sugiere sostener relaciones sexuales 4 a 6 días antes de la ovulación para concebir un niño, y tres días antes de la ovulación para concebir una niña.

De manera similar al método Shettles, el Método Whelan es un método sin ningún sustento de datos científicos.

MÉTODO DE JONAS

El Método Jonas propone incorrectamente que las probabilidades de concebir y de determinar el género se encuentran influenciadas por los cambios provocados por el ciclo lunar en el cuerpo de la madre. La “teoría” Jonas sugiere que las posibilidades de concebir de una mujer son más altas en la “fecha de concepción lunar”, misma que se determina mediante la fecha, hora y lugar de su nacimiento.

Al igual que con los métodos Shettles y Whelan, estas aseveraciones y la eficacia de las mismas no se encuentran de ninguna forma respaldadas por datos científicos.